Genealogía de la música norteña

Su sonido es inconfundible, su vestimenta única y sus letras características. Se canta, se baila, pero también se siente y se vive. En la actualidad, la música norteña tiene un lugar de origen, que su nombre mismo define, pero que puede escucharse en cualquier rincón de México… y hasta más allá.

Monterrey, Nuevo León. 20 de Noviembre de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- Su sonido es inconfundible, su vestimenta única y sus letras características. Se canta, se baila, pero también se siente y se vive. En la actualidad, la música norteña tiene un lugar de origen, que su nombre mismo define, pero que puede escucharse en cualquier rincón de México… y hasta más allá.

Y aunque todos la hemos escuchado en la radio, en la calle o en los lugares menos pensados, hablar de música norteña implica más que sombreros y acordeones. Su impacto cultural no solo se refiere a la calidad artística que pueda contener en su sonido y su letra, sino en el fenómeno cultural causante de que una música del norte se sienta local en el centro y en el sur del país.

En su artículo “Música norteña, radio y migración”, el doctor en sociología José Juan Olvera Gudiño e investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, unidad Monterrey (CIESAS), define este género musical “como aquel que tiene el acordeón y el bajo sexto como instrumentos centrales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *